Bibliografía Foro Miscelánea FanFictions Equipo  


Enciclopedia de Todas las hadas del reino - Idhun.net Laura Gallego

Bibliografía »  Todas las hadas del reino

Enciclopedia de
Todas las hadas del reino

 

Personajes 

 

¡Alerta de spoilers!

» Afrodisia de Mongrajo: la mejor candidata que Camelia consigue encontrar para Alteo. Es considerada una de las princesas casaderas más cotizadas de todos los reinos.

» Adalberto: príncipe ahijado de Azalea. La fiesta de su séptimo cumpleaños fue la gota que colmó el vaso de su madrina. Según cuenta la historia el príncipe desapareció la misma noche en la que le permitió a Azalea descansar de los deseos de los invitados. Más adelante apareció sobre su cama un pequeño esqueleto con marcas de dientes.

» Aldemar: príncipe que se enamora de una campesina. Por la condición humilde de su amada Marcela el príncipe tratará de convencer a sus padres para que acepten su matrimonio. Solo lo conseguirán gracias a la intervención de Camelia, el hada madrina de su futura esposa.

» Alteo: príncipe de Zarcania y ahijado de Camelia. Su mayor preocupación es que debe casarse antes de los dieciséis años para evitar que el siguiente en la línea sucesoria heredase el trono, pero es su madrina la que más esfuerzo y empeño pone en solucionar el problema. Por un error de Camelia, Alteo acude a la torre donde escondía a Verena. Los dos se enamoran súbitamente del otro y se prometen en matrimonio.

» Amaranta: reina de Vestur. Mujer del rey Leobaldo y madre de las princesas Alteria y Delfina.

» Arlinda: una de los mellizos del reino de Corleón. Princesa de seis años exigente y caprichosa con su hada madrina. Cuando más necesitaba a Camelia y su magia durante el desfile del centenario de su reino esta no apareció. Para mantener sus opciones como reina ante su hermano, no debía permitir que este la aventajase, por ello Arlinda quería una montura tan espectacular como la de su hermano o incluso mejor. La niña, sintiéndose decepcionada porque Camelia la abandonó y no cumplió su promesa, rompió su lazo con su madrina.

» Arnaldo: uno de los príncipes mellizos del reino de Corleón. Siempre ha estado compitiendo con su hermana y los dos exigían a Camelia cualquier deseo que se les antojara. Como regalo del emperador Haimán recibió un elefante para ganarse el favor de los reyes y que prometiesen a Arnaldo con una de sus hijas. Arnaldo montará en el elefante el día del desfile del centenario y ante su impresión de que ya no necesita a su hada madrina, también dejará de ser el ahijado de Camelia.

» Asteria: princesa heredera del reino de Vestur. Es una joven con carácter que al principio no está dispuesta a casarse si no es por amor. Convocará una queste y gracias a esto presenciará a través del espejo todo lo que Simón fue capaz de hacer por ella. Se enamorará de él, pero al descubrirse la trampa de su queste el Duque Blanco conseguirá a través de una nueva prueba que Asteria sea su prometida. Aun así, ella tratará de fugarse con Simón y cuando los capturen y conozca la misión que debe cumplir su amado irá a su encuentro. Después de aquella noche se casará con Simón y se convertirán en reyes de Vestur. Pero cuando descubre el pacto de Simón con Camelia se vuelve mucho más desconfiada y sobreprotectora en cuanto a su hija. Al perderla tratará de buscarla por todas partes, llegando a pedir ayuda a una de las brujas. Gracias a ello podrá volver a ver a su hija, pero la perderá de nuevo. Finalmente todo terminará bien para Asteria, años después encontrará a su hija y acabarán con la bruja que se la arrebató.

» Azalea: era la más cariñosa de todas las hadas madrinas y le encantaban los niños. Pero durante sus 250 años como hada madrina nunca fue capaz de decir que no a ninguno de sus ahijados. Se acabó agotando y se convirtió en la bruja que atraía a los niños con sus dulces para después devorarlos. Por su capacidad de encontrar y atraer niños los reyes de Vestur acudirán en su ayuda para dar con su hija perdida. Azalea conseguirá engañarla, pero finalmente serán Felicia y Rosaura las que acaben con ella y destruyan de camino su casita de dulces.

» Camelia: el hada madrina más trabajadora de todas. Es un hada muy dedicada, y no puede evitar echarse encima todas las tareas que le exigen sus numerosos ahijados, así que tiene muy poco tiempo para sí misma. Así, cuando Orquídea le encasqueta a Simón, lo acepta. De hecho, a pesar de ayudarle a conseguir a la princesa Asteria, desarrolla ciertos sentimientos hacia él, y cuando ve que para él es una persona accesoria, Camelia enloquece y se convierte en una bruja. Hace prometer a Simón que le entregará a su primogénito a cambio de salvarle la vida a Asteria, y cumple su promesa tiempo después. Cría a Felicia en un castillo abandonado, separado del resto del mundo, pero aunque quiere mantenerla aislada, no lo consigue y las cosas escapan de su control, hasta el punto de terminar condenada a muerte. Sin embargo, finalmente consigue escapar con su único amigo de verdad, Ren.

» Celina: una reina de quien se dice que lleva peluca. Camelia le cuenta a Verena que perdió su cabellera cuando su amado intentó utilizar su pelo como escala para llegar hasta lo alto de la torre donde ella se encontraba. El comentario le quita a Verena las ganas de hacer lo mismo al instante.

» Clarisa: una reina que espera un bebé, al cual Camelia debe otorgar un don y su protección hasta que se haga mayor.

» Corleón: reino de los príncipes Arlinda y Arnaldo, mellizos ahijados de Camelia.

» Cornelio: ahijado de Camelia, convertido en piedra años atrás por una maldición (Gris). Ésta sólo podría romperse cuando una doncella lo besara. Cornelio permanece en los sótanos de un castillo encantado, el mismo al que tiempo después vuelve Camelia con Felicia. La princesa, al crecer, decidirá entrar en los sótanos (a los que Camelia le prohíbe el acceso) y se hará amiga de las estatuas, especialmente de Cornelio, al que pondrá de nombre Gris, ignorante de su procedencia. Un día Camelia la castigará y, consciente de que no podrá visitar el sótano en una temporada, Felicia se despedirá de Gris con un beso, convirtiéndose éste, para su sorpresa, en humano.

» Dalia: una de las hadas madrinas compañeras de Camelia, no por ello amiga. Camelia no la soporta porque es un hada prepotente y desdeñosa. Desprecia a los humanos para los que trabaja, y es fría y antipática. Dalia está realmente cansada de la labor de hada madrina, y en la reunión que se celebrará en casa de Camelia les anuncia a las demás que abandona definitivamente y se marcha para siempre al mundo de las hadas.

» Delfina: hermana menor de la princesa Asteria. Su tirante relación con su hermana mayor hará que ésta la acuse de intentar ayudar al Duque Blanco para que consiga la mano de Asteria y, Delfina, dolida, delatará a Asteria y Simón cuando éstos intenten huir.

» Edelmira: princesa, ahijada de Orquídea. Al parecer Orquídea le otorgó el don de la belleza, pero no cumplió muy bien con su labor.

» El Duque Blanco: noble afamado con el que los reyes de Vestur intentarán casar a Asteria. Ésta, para evitar dicho matrimonio, reclamará el cumplimiento de una misión para quien desee ser su marido, con la esperanza de que Simón sea el ganador. Dichas estratagemas no tendrán éxito, pero finalmente Simón conseguirá casarse con Asteria y será nombrado Duque Blanco.

» El Duque Negro: noble afamado.

» El Duque Rojo: noble afamado.

» Eliana: una de las tres princesas entre las que el príncipe Alteo no se decide para pedir en matrimonio. Se la describe como una muchacha dulce.

» Esmeralda: una de las tres princesas entre las que el príncipe Alteo no se decide para pedir en matrimonio. Es elegante y le gustan los perros.

» Felicia: hija de Simón y Asteria. A pesar del cuidado obsesivo de Asteria, que recuerda que Simón prometió otorgarle su primogénito a cambio de que Camelia les ayudara a vencer al Lobo Ancestral, la princesita es raptada por Camelia en su bautizo. Ésta la cría en el castillo de Magnolia, sin permitirle salir, hasta que, cuando crece, las cosas se empiezan a descontrolar; sobre todo cuando Felicia encuentra un sótano lleno de estatuas.

» Fidelia: dama de compañía de la princesa Asteria de Vestur. Camelia la duerme cuando, una noche, visita a Asteria para tener una conversación a solas con ella y averiguar sobre sus sentimientos e intenciones.

» Flor de Avellano: el hada por la que surgieron las hadas madrinas. Se enamoró de un humano y renunció a sus poderes para estar con él, pero el parto de su hija la dejó muy débil y antes de morir suplicó a las hadas que cuidaran de su niña. Ésta tuvo que sufrir mucho, ya que su padre volvió a casarse con una mujer que la despreciaba y la obligaba a ocuparse de todo tipo de tareas, como si fuera su sirvienta. La joven solía refugiarse en el frondoso árbol que se alzaba tras la casa familiar, árbol que había surgido de la tumba de Flor de Avellano, y junto al cual su hija solía llorar. Fue Gardenia, amiga de Flor de Avellano, quien decidió apiadarse de la muchacha y consiguió que huyera de la casa y se casara con el príncipe heredero. A causa de esta historia, la reina de las hadas permitió que Gardenia se dedicara a ayudar a los humanos, y otras seis hadas (Camelia y sus compañeras) decidieron acompañarla. Todas se convirtieron, así, en hadas madrinas.

» Gardenia: el hada madrina más anciana. En teoría las hadas no deberían envejecer, pero, aunque nadie se atreve a preguntar, Gardenia se muestra notablemente más vieja, tanto que se le va la cabeza y no es capaz de seguir ni comprender las conversaciones de las demás hadas cuando se reúnen.

» Gris: véase Cornelio.

» Haimán: un famoso emperador. Había sido invitado al desfile de los príncipes de Corleón, pero le es imposible asistir y, como desea congraciarse con la familia real de Corleón porque tiene diecisiete hijas y espera casar a alguna de ellas con Arnaldo, y como sabe que éste desea montar en un elefante en el desfile, les obsequia con un ejemplar de sus propios establos.

» Isadora: princesa de la historia que Camelia cuenta a Asteria. Al parecer, existió una princesa a la que un hada reservó su don para otorgarle el que la princesa quisiera cuando tuviera quince años. Y llegado el momento, Isadora pidió el don de soñar con el hombre perfecto que la colmaría de felicidad. Así, sueño tras sueño, la princesa era capaz de ver una característica más de su amado, y los reyes celebraban bailes cada noche a las que acudían sólo los jóvenes que contaran con los rasgos que enumeraba Isadora. Pero, finalmente, ningún muchacho terminó de encajar con el perfil que daba la princesa, y ésta decidió reunirse con su amor: se echó a dormir y no volvió a despertarse más.

» Juan: palafrenero, sustituto de Simón cuando éste planea ir en busca del Espejo Vidente para Asteria.

» Leobaldo: rey de Vestur, esposo de la reina Amaranta y padre de las princesas Asteria y Delfina.

» Lila: la más introvertida de las hadas madrinas. Camelia la aprecia mucho porque crecieron juntas; seguramente por ello la ayudó años atrás, en un caso desesperado: el padre de una de las ahijadas de Lila quería desposarla, y ésta había pedido ayuda a su hada madrina para evitar el matrimonio, pero los consejos de Lila (exigirle al rey tres vestidos) no habían tenido éxito; sólo gracias a Camelia había conseguido la muchacha fugarse y encontrar su final feliz. Desde entonces, Lila estaba cada vez más desmotivada con su trabajo, y Camelia había tenido que ayudarla más de una vez.

» Ludovico: príncipe de la historia que Camelia cuenta a Arlinda para advertirla de su afición por las cosas materiales. El hada madrina de Ludovico le otorgaba un deseo cada día, y éste siempre pedía juguetes, así que un día abrió la puerta del trastero donde los guardaba y quedó sepultado, aplastado bajo el peso de sus deseos.

» Magnolia: la primera hada madrina que se convirtió en bruja. Se enamoró de un príncipe que estaba comprometido con una princesa, pero éste la rechazó y, en venganza, Magnolia lo convirtió en un monstruo horrendo, haciendo que su prometida lo abandonara y éste se recluyera en su castillo. Así, aún no satisfecha, Magnolia, ya convertida en bruja, se dedicó durante años a hechizar a jóvenes, y vive desde entonces en un castillo rodeado por un bosque hechizado a su vez, de forma que consigue más y más víctimas. Secuestrará a Rosaura para vengarse de Camelia por haberle robado un espejo, pero gracias a Ren Magnolia terminará convertida en piedra, víctima de su propio hechizo.

» Marcela: campesina que se enamora del príncipe Aldemar. Por sus orígenes humildes, el príncipe tendrá que esforzarse mucho por convencer a sus padres para que acepten el matrimonio, pero finalmente lo consiguen gracias a Camelia, hada madrina de la joven.

» Melusina: hada de la literatura francesa, a la que Camelia menta al proferir una exclamación.

» Morgana: conocida hechicera de la leyenda artúrica, a la que Orquídea menta al proferir una exclamación.

» Niebla: caballo de la princesa Asteria, al que Simón aprende a tratar gracias al don que le concede Camelia, gracias al cual puede entender al caballo.

» Orquídea: una de las hadas madrinas compañeras de Camelia. Le encanta lo fastuoso y lucirse, así como asistir a las celebraciones de los humanos. Simón es, en principio, su ahijado, pero decide encasquetarle la tarea de ayudar al mozo de cuadra a Camelia, quien lo acepta a pesar de estar ya bastante ocupada.

» Randulfo: primo del príncipe Alteo, siguiente en la línea sucesoria de Zarcania, convenientemente casado, quien accederá al trono si Alteo no se decide por ninguna esposa.

» Ren: un zorro Ancestral, que podría ser considerado el único amigo de Camelia. Su vida consistía en errar por el mundo, viajando sin cesar, pero de vez en cuando visitaba a su amiga en su casita. Por sus viajes es capaz de informar a Camelia de ciertas cuestiones, como el rumor de que van a casar a Asteria con el Duque Blanco. Asimismo, entabla una relación muy estrecha con Rosaura cuando ésta es traída por Camelia para que viva temporalmente en su propia casa.

» Rosaura: una de las ahijadas de Camelia, a la que su madrastra y hermanastra maltratan, golpeándola y obligándola a limpiar y llevar a cabo tareas imposibles. Camelia decide llevársela a su propia casa para sacarla de ese infierno, aunque cuesta mucho más devolverle su infancia, pues Rosaura no es capaz de hacer otra cosa que limpiar. Sin embargo, la pequeña Rosaura vivirá muchas aventuras, como ser secuestrada por Magnolia, quien quiere atraer a Camelia a su castillo para vengarse, o acabar con Azalea con la ayuda de Felicia.

» Simón: joven caballerizo de Vestur. Era ahijado de Orquídea, pero ésta decide pasárselo a Camelia cuando ve que su problema es muy complicado: el muchacho está enamorado de Asteria, princesa heredera de Vestur. Camelia decide ayudar a Simón y ambos consiguen que la princesa se enamore de él, pero las cosas se complican, hasta el punto de que ambos terminan en el bosque del Lobo Ancestral. Asimismo, con el tiempo la relación entre Simón y Camelia se había tensado, hasta el punto de que ésta le exige a Simón su primogénito a cambio de salvar la vida de Asteria. Cuando pasa el tiempo, Simón intenta no creer que Camelia le exigirá a su hija recién nacida, pero ésta aparece en el bautizo y la roba, después de comprobar que Simón, después de todo, no sabe ni su nombre. A partir de entonces Asteria y Simón buscarán sin descanso a su hija, y para ello incluso recurrirán a una bruja.

» Verena: ahijada de Camelia, princesa que vive encerrada en una torre. Camelia la obliga a vivir allí para ocultarla de su tío, quien manda en su reino y quiere matarla, pues si Verena cumple 18 años podrá reclamar su derecho legítimo al trono. La joven vive aburrida, pues carece de compañía, hasta que Alteo llega a su torre y ambos se enamoran.

 

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

       

Mándanos tus propuestas, dibujos, opiniones, colaboraciones, viñetas...
correoidhun.net 

¡YA A LA VENTA!

 

La antología Por una rosa​ ya está disponible en México, Argentina, Colombia, Chile y Uruguay

En mayo Cuando me veas llegará a las librerías de Colombia

A lo largo de este año saldrá publicado el cómic número 13 de Memorias de Idhún 


Idhun.net © 2017

Idhun.net no tiene afiliación con Laura Gallego, SM, Montena, Minotauro, Bruño, Laberinto, Alfaguara, Edebé, Destino, Brief, Algar ni Pearson-Alhambra.

Muerte a Kirtash