Bibliografía Foro Miscelánea FanFictions Equipo  


Análisis friki de la portada de «El Libro de los Portales»
normal_lp
Todavía faltan unos cuantos meses para el lanzamiento de El Libro de los Portales, pero los fans no dejamos pasar ni una oportunidad para averiguar más sobre uno de los libros más esperados de la comunidad fan. Sobre todo porque ya conocemos la portada, obra del ilustrador Víctor Leza, y si algo nos sobra a los fans, es imaginación. ¿Te animas a ayudarnos con nuestro análisis friki y aportar tus propias teorías?

Empezando por lo obvio, la portada de Laura Gallego ha sorprendido a muchos de sus lectores habituales por el estilo "adulto" (según varias opiniones de los foros oficiales) de la cubierta. La autora valenciana no ha dicho que el libro esté dedicado a ninguna franja de edad, pero lo cierto es que Minotauro, editorial que lo publica, no está enfocada al público infantil ni juvenil. Tampoco necesariamente adulto, sino para todos los amantes de la literatura fantástica y de ciencia-ficción. Imaginamos que ese será el campo de El Libro de los Portales: una novela sin edad, a la que todos están invitados.


Pero dejando la edad a un lado, y metiéndonos directamente en el fango, hay dos cosas que destacan principalmente en esta portada: el personaje que vemos de espaldas y el círculo que tiene delante.

En cuanto al personaje, Laura Gallego ya ha confirmado que se trata de un hombre (que no os confunda su larga cabellera ni coleta). No es ningún protagonista, aunque la autora no ha dicho que no sea un secundario. La duda es si se trata de un personaje concepto (como si en una portada de Idhún apareciese un szish cualquiera) o si es un personaje con nombres y apellidos. Víctor Leza, el ilustrador, arrojó algo de luz en la entrevista que concedió en exclusiva para nuestra página web: se trata de un «pintor de Portales». Por lo menos conocemos su profesión. Nos consuela que no fuese un simple restaurador y que la pintura restaurada acabase en esto).
Hay algo chocante en esto de los pintores. Por la firma de Lunnaris en el foro (seudónimo de Laura Gallego, para los recién llegados), sabemos que los portales se activan mediante coordenadas. Esto suena bastante técnico, poco que ver con la labor artística (y supuestamente libre) de los pintores. ¿Qué tiene de parecido un pintor de portales con uno de retratos o paisajes? ¿Es más bien una especie de técnico interespacial que necesita de pinturas especiales para ello? Apostaría por ello.
A la izquierda del pintor, observamos una banqueta con pinceles y lo que parece ser un cuenco con pintura (en el mandala sólo vemos dos colores, el blanco y el rojo. El color que está utilizando el pintor en ese preciso instante es el rojo, a juzgar por la punta del pincel que tiene en la mano). Nos parece un engorro tener que pintar primero un fondo (rojo) y después otra capa con la línea definida (la del mandala, en blanco). ¿No sería más lógico que el pintor emplease sólo un color, para dibujar el mandala, y que el fondo fuese el de la pared? Quizá ya ocurra así, pero en ese caso, ¿por qué el pincel del pintor no tiene pintura blanca? ¿Sí la tiene la brocha del bote, o es impresión nuestra?

Está claro que los mandalas no son poco de pavo, porque el pintor emplea hasta un compás para que el resultado sea perfecto (y no un compás pequeñito. Atención a la izquierda). Los libros de la derecha nos hacen pensar que podrían contener las coordenadas para que el mandala sea perfecto.
Uno de los detalles más interesantes de la cubierta, más todavía tras la entrevista al ilustrador, son los símbolos del mandala. Víctor Leza admitió que Laura Gallego los dibujó en persona y se los envió a él escaneados, así que no son fruto del azar. Sin embargo, no los identificamos con ningún idioma conocido. Tampoco el idioma tibetano. Si se trata de un mundo imaginario, es lógico que cuenten con su propio alfabeto.
Pero ay, estamos atentos a todo, y aquí una teoría: fijaos en que los símbolos se repiten en el mismo orden en cada círculo. Primero la E tumbada, luego el simbolito del copyright tumbado, luego una cosa rara, a continuación los bigotes de Dalí, después una especie de espiral con dos puntos, la fuente, otro símbolo raro, los bigotes de un chino mandarín, otro símbolo raro... y vuelta a empezar. Los símbolos son idénticos en los dos círculos, y con el mismo orden. ¿Casualidad? No lo creemos. En el último círculo, el corazón del mandala. Creemos que habrá que poner en orden los tres círculos para que la puerta se abra. Los libros podrían tener la clave para esto. ¿Qué decimos? ¡El Libro de los Portales es el que tiene la clave! Si os volvéis a fijar en los bocetos, parece que el pintor está moviendo los círculos, como si se tratase de un candado con combinación.
Ya sabemos que el dibujo central se ve poco porque lo tapa el pintor, pero gracias a los bocetos vemos que es parecido a una flor. Sin embargo, hay que coger esto con pinzas, ya que los símbolos del boceto no coinciden con los de la cubierta y es posible que Víctor Leza estuviese improvisando. Lo que es importante es que el dibujo parte del centro. Hay mandalas que muestran a budas sentados. Este, sin embargo, se podría ver idéntico desde arriba y desde abajo, lo que refuerza la idea de que hay que moverlo para activarlo.
Es que además, el mandala ¡arroja luz! Como si se hubiese activado en ese preciso momento. El pintor tiene los brazos en alto, como si lo estuviese celebrando o todavía no hubiese bajado las manos de mover los círculos. Creemos que se acaba de levantar, a tenor del movimiento de su coleta. Y un dato muy muy importante: es diestro. También le gustan mucho las pulseras y os anillos. La túnica no parece la típica que uno se pone para pintar, así que o bien es muy virtuoso y no se mancha, o bien no tiene un sentido muy práctico de la vestimenta y necesita urgentemente que alguien le regale una camiseta de publicidad. Apostamos más por la primera opción. La túnica le da cierta autoridad, como si los pintores no fuesen pintamonas en el mundo en que se desarrolla la historia, sino gente importante de verdad.

Una de las cosas más mosqueantes de la cubierta son los leones de Fu, también conocidos como perros de Fu, perros de Buda, leones coreanos o Decoración de Restaurante Chino. Pertenecen a la tradición budista, lo que refuerza el concepto oriental de toda la cubierta (por si no lo hemos machacado bastante con lo de los «mandalas»). Se los considera defensores de la ley y protectores de los edificios sagrados. Lo típico es que haya uno a cada lado de una puerta, mirándose entre sí (y a quien osa pasar). Cuando lo que tienen es una simple pared, está está pidiendo a gritos que le pinten un portal. ¿Será un requisito para los pintores? ¿Los protegerá de los malos? En la entrevista, el ilustrador admitió que los detalles arquitectónicos (¿incluye a los leones?) son una interpretación suya. Sin embargo, nos parece demasiado osado incluir unos leones tan conocidos en nuestra tradición muggle si la novela no se desarrolla en nuestro mundo, a menos que sí aparezcan en la novela. ¿Será un mundo paralelo al oriental? ¿O un continente asiático donde la magia está a la orden del día?

Por cierto, esta cubierta vuelve a eliminar el apellido García de la cubierta. Así ha ocurrido con todas desde Alas negras. Nunca ha habido un criterio único para el nombre artístico de la autora.

¡Cuántas preguntas! ¿Te animas a responder a alguna? ¿Tienes tus propias teorías? Las esperamos ;)

Escrito por El Cronista de Salem (@el_croni) el Miércoles 30 de Noviembre de 2011.


¡Escribe tu comentario!
La Web no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios.

Aron10 dijo:
Buf, impresionante el análisis friki, mejor que nunca. Se nota que no se os escapa una ;)
Qué ganitas me han entrado de leer el libro ya... habéis conseguido ilusionarme otra vez ^^
Miércoles 30 de Noviembre de 2011, 00:42


Kolverine Lupahai dijo:
¡¡¡ PERO CÓMO CONSEGUÍS VER LOS SÍMBOLOS !!!
Tal vez yo esté ciega, pero solo distingo la E tumbada.
Miércoles 30 de Noviembre de 2011, 00:42


Enrique dijo:
No sé por qué pero cuando he visto la portada en grande me he fijado en las columnas que están detrás de los leones, y tienen diseños semejantes a los símbolos célticos, quizás sean tonterías mías frikis, pero me llamó la atención :)
Miércoles 30 de Noviembre de 2011, 00:42


Alba dijo:
Cuando he leído lo de que la clave de los símbolos está en los libros, he pensado: ¿Y si el hombre de la portada es el escritor de esos libros?
Miércoles 30 de Noviembre de 2011, 00:42


Idhunita4Ever dijo:
Muy bueno el analisis y espero q pronto podamosa sacar mas pistas del libro tan esperado!!

P.D: pasaos por mi blog y particiad en el concurso http://elrincondelamagia-libros.blogspot.com.es/2012/10/concurso-de-microrrelatos-de-terror_22.html
Miércoles 30 de Noviembre de 2011, 00:42


 

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

       

Mándanos tus propuestas, dibujos, opiniones, colaboraciones, viñetas...
correoidhun.net 

¡YA A LA VENTA!

 

La antología Por una rosa​ está disponible en México, Argentina, Colombia, Chile y Uruguay

Cuando me veas ya está disponible en Colombia y Ecuador. Próximamente en Argentina y México.

El 24 de agosto saldrá publicado Convulsión (tercera parte), el cómic número 13 de Memorias de Idhún


Idhun.net © 2018

Idhun.net no tiene afiliación con Laura Gallego, SM, Montena, Minotauro, Planeta, Bruño, Laberinto, Alfaguara, Edebé, Destino, Brief, Algar ni Pearson-Alhambra.

Muerte a Kirtash